ybabogados@yahoo.com 699 016 722
TS: Revoca la custodia compartida de un menor por la conducta “abusiva y dominante” del padre respecto de su ex mujer AddThis Sharing Buttons2145
30 mayo, 2016
0

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia de fecha 26 de mayo de 2016 (sentencia número 350/2016, ponente señor Arroyo Fiestas), por la que revoca la custodia compartida de un menor de 7 años concedida a sus padres, y la otorga en exclusiva a la madre, ante “la falta total de respeto, abusiva y dominante” que mantiene el progenitor respecto a la mujer.

La sentencia de apelación había declado probadas “las malas relaciones entre los padres”, pero no consideró que ello fuera determinante de la denegación de la guarda y custodia compartida, pues “si bien es cierto que el padre mantiene con la madre una relación de falta total de respeto, incluso abusiva y dominante”, entiende que ello no es relevante para revocar la guarda y custodia compartida, “ya que no perjudica el interés del menor”.

Acoso del padre a la ex mujer

La sentencia de primera instancia estimó en parte la demanda de divorcio presentada por la madre del menor, declaró disuelto el matrimonio y estableció el régimen de guarda y custodia compartida del menor.

Tras dictarse la anterior sentencia, el padre inició una situación de acoso con su exmujer, que, según el auto de incoación de procedimiento penal abierto como consecuencia de la denuncia presentada por esta, “tuvo proyección y que hubo de vivir más de una vez el hijo menor”. El padre “rondaba las inmediaciones del domicilio de la mujer, o lugares que sabía que frecuentaba, realizando gestos provocativos, profiriendo insultos, contra (ella) o personas de su entorno. Los intercambios del menor, cuando intervenía la madre o familiares de ella, los convertía en situaciones conflictivas”.

La custodia compartida requiere un mínimo de respeto y colaboración entre los padres

Según el TS, “Partiendo del delito sometido a enjuiciamiento y de las actitudes del padre, ejerciendo una posición irrespetuosa de abuso y dominación, es impensable que pueda llevarse a buen puerto un sistema de custodia compartida.”

Este sistema, según la jurisprudencia refiere,  “un mínimo de respeto y actitud colaborativa, que en este caso brilla por su ausencia”, pues la conducta del padre, que se considera probada por la sentencia recurrida, “desaconseja un régimen de custodia compartida”, pues este “afectaría negativamente al interés del menor, quien requiere un sistema de convivencia pacífico y estable emocionalmente.”

Por tanto, estimando el recurso de casación, la Sala atribuye la custodia del menor a la madre, debiendo el juzgado determinar el sistema de visitas, alimentos, gastos y medidas derivadas, en ejecución de sentencia.